Kandinski, Mucha y Klimt

 

Ahora que estan tan de moda las composiciones de cuadros, y con ellas la variedad de imágenes, desde carteles antiguos, retratos decimonónicos, dibujos naïf, o fotografías famosas, vintage o de producción propia, da igual lo que sea mientras se conjunte bien.

Algo que le da seriedad a estas composiciones, es incluir en ellas algun cuadro o imagen de algun artista famoso, y por esto en este articulo os quiero acercar a la obra de tres pintores que vivieron entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX, Vasili Kandinski, Alfons Mucha y Gustav Klimt, ya que en sus obras las técnicas, su visión y sobretodo los colores quedan mas que patentes. Cabe destacar en las obras de Mucha y Klimt su constante uso de la imagen de la mujer, incluso elevadas a la categoria de ninfas o diosas, y en la de Kandinski por el uso de la geometria con la linea y el punto.

Kandinski

Mucha

Klimt

Cada uno de ellos son una buena opción para nuestros hogares, y no solo para cuadros, también en estampados, esculturas, alfombras, muebles… y cuando no para inspirarnos, nos atrevemos?

Imágenes obtenidas en Pinterest, y para ver mas visita el tablero de El magatzem del Sol

 

 

 

Anuncios

Llega lo bohemio

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Parece ser que la moda, o mejor dicho, la anti moda hipster empieza a estar un poco de capa caída, o quizás tan solo esta evolucionando hacia un nuevo ideal, el estilo bohemio. No es nada nuevo, en este estilo vuelven a resurgir antiguos conceptos en base a objetos y texturas con identidad y un eclecticismo desmesurado, pero con una renovada actitud adaptada a nuestros tiempos. Creo que ese exceso vintage y de reciclaje que imperaba estos últimos años en la decoración ya pasa a un segundo plano, aunque sigue presente, para dar paso a maderas naturales en bruto, aires étnicos sobretodo en telas y coloridos estampados tribales, rafias y mimbres en complementos y para acompañar, mucha naturaleza en forma de plantas verdes y ramas secas.

Para concluir este artículo, hay que añadir que este estilo infunde un aroma a tranquilidad, a querer estar en casa para descansar, para sentirse a gusto, para leer o escuchar música, para cenar y conversar con amigos, todo esto lejos de los quehaceres diarios, la rutina y el estrés del trabajo y la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

Disfrutemos de la vida!!

Que pondria en… un despacho en Londres.

Después de un año sin publicar en el blog, vuelvo con esta serie de artículos, en los que quiero reflejar como veo diferentes espacios, estilos y lugares.

Para empezar, en el articulo de hoy, hablaremos de un estilo muy característico y peculiar, el británico, donde se aúna el sabor colonial, con la elegancia victoriana del siglo XIX y principios del XX y como no, con unas de las joyas de la corona, que son sin duda el sillón y el sofá “Chesterfield”, en cuero marrón con su característico capitoné de tachuelas o botones de la misma piel o de latón. son los verdaderos protagonistas del conjunto.

Acompañando al “Chester”, encontramos toda una serie de muebles y estanterías de maderas nobles, oscuras, robustas y con carácter.

muebles victorianos

Sobre estos, no pueden faltar algún objeto que haga referencia a la arqueología, tales como obeliscos y sarcófagos, bustos de notables romanos o alguna columna griega, etc…

arqueologia

Parte del sabor antiguo que denotan estas piezas lo podemos medir con un reloj de sobremesa.

reloj sobremesa

En referencia a la antigua extensión colonial del imperio británico, una bola del mundo o mapas antiguos, nos harán viajar desde las costas asiáticas y la india, hasta el caribe.

mapa y bola del mundo

Uno de los productos que principalmente importaban los británicos de las islas caribeñas era el ron, que juntamente con el whisky escoces se guardaba en unas licoreras finamente talladas y servidas igualmente en vasos a juego.

licoreres

Estos y otros licores los podemos encontrar en exquisitos muebles bar que nos recuerdan a las primeras decadas del siglo XX.

mobles bar

A veces en estos espacios necesitamos cierta intimidad, y para ello usamos biombos con cierto aire oriental, desde china o la india, de madera labrada o vestidos en seda.

g4289

Como si de un despacho de Oxford se tratase, no puede faltar una buena biblioteca, donde encontramos antiguos libros de caballería, cuadernos de viajes, obras cumbre de la literatura inglesa, o simplemente libros de estudio. Y acompañando a toda esta literatura una siempre necesaria lámpara.

 llibreries i lampares

La verdadera protagonista es sin duda la mesa de despacho, de madera noble, robusta y con muy buenos acabados o sencilla y elegante al mismo tiempo, en muchas ocasiones testigo de firmas importantes o de horas de tecleo de novelista, pero siempre el centro de atención en cualquier despacho.

escritorio

Como si de un escenario se tratase, los complementos adquieren un papel protagonista en la imagen final del despacho, en ellos podemos hallar desde figuras de bulldogs, diversidad de cuadros con grabados, acuarelas y otras técnicas, alfombras persas, cojines, material de oficina antiguo, etc…

complementos

Como no, no podía faltar el elemento mas característico del estilo británico, la Union Jack, la eterna bandera del imperio, en ella confluyen los elementos de los distintos estados del reino unido. La podemos encontrar en cualquiera de los muebles y objetos que he mencionado en este articulo, es omnipresente…

union jack

Si quieres ver mas imágenes de este estilo, puedes visitar el perfil de Pinterest del Magatzem del sol.

Y no te olvides de visitar la página de Facebook del Magatzem del Sol y darle a me gusta

Vieja mesa restaurada

Hace un tiempo llego a mis manos una mesa de madera tipo cafetería y la puse en la terraza. Con el sol y el paso de un par de estaciones la madera se fue secando en extremo, abriéndose brechas y la pintura descascarillándose.

wpid-2014-06-28_13.40.01.jpg

La verdad es que la mesa me gustaba así como estaba, con trozos de pintura adherida a ella, pero no la podía dejar en el estado que estaba.

Simplemente le quite con una espátula la pintura suelta, a continuación con una esponja de lija de grano medio lijé a fondo toda la mesa, luego la limpié bien limpia con un trapo seco y para acabar le di un aceite nutriente (moblysol de toda la vida) en toda su superficie.

Todavía me queda darle otra capa de aceite, pero ya no variará el resultado.

El objetivo está cumplido, las tardes de verano ya me están esperando en la terraza, cuando tenga el espacio acabado os lo enseñaré.

Si queréis ver las fotos del proceso podéis ir al Pinterest de El magatzem del Sol

Artículos antiguos de El magatzem del Sol

Hoy empezamos este nuevo blog debido a unos ajustes técnicos, pero os dejamos los enlaces a los artículos antiguos, disculpad las molestias.